Créditos Rápidos Para Conseguir Dinero Al Instante Sin Requisitos

Los créditos rápidos online a menudo son una mala noticia para tomar ventaja de las personas con mal crédito al otorgar préstamos a corto plazo y de alto interés. Pero para muchas personas, sacar créditos rápidos parece ser la única opción cuando no tienen dinero y no tienen otro crédito disponible para ayudar.

Con los prestamistas disponibles tanto en tiendas como ahora online, obtener créditos rápidos es más fácil que nunca. Sin embargo, antes de sacar ese préstamo, es importante entender exactamente qué son los créditos rápidos y cómo afecta realmente a su billetera. Asegúrese de tener toda la información antes de tomar decisiones financieras, especialmente cuando se trata de créditos rápidos.

¿Qué son los créditos rápidos?

Un préstamo rápido es un monto de préstamo pequeño prestado por un período corto de tiempo, por lo general hasta su próximo cheque de pago. La mayoría de las personas utiliza los créditos rápidos para ayudarlos cuando sus ingresos no llegan a sus facturas mensuales o no pueden cubrir una emergencia como una reparación de automóvil o una factura médica.

El período de préstamo más común es de solo dos semanas y el límite del préstamo generalmente es de 500 Euros o menos, aunque algunos lugares pueden permitir préstamos de hasta 1000 Euros . Lo que atrae a la mayoría de las personas a los créditos rápidos es que no necesita un buen crédito para calificar.

Sin embargo, no son una solución a largo plazo para problemas financieros. Si no puede pagar el préstamo, se le cobrará una tarifa de refinanciamiento alta que crece cada vez que renueva una parte del monto del préstamo.

Entonces, ¿cómo funciona un préstamo rápido? A pesar de que no necesita un buen crédito para los créditos rápidos, tiene que pasar por un proceso de solicitud en línea o en persona. Una vez que se aprueba, una opción que tiene es darle al prestamista un cheque por el monto adeudado, con fecha anterior a la fecha de vencimiento del préstamo (por lo general, su próxima nómina).

Alternativamente, puede proporcionar acceso a su cuenta bancaria y autorizar al prestamista a retirar el monto del préstamo en la fecha de vencimiento. Si no puede pagar el monto adeudado en su totalidad, tiene la capacidad de transferir el préstamo a uno nuevo.

Por lo general, tiene que pagar la tarifa original y también se le cobrará una nueva tarifa por el préstamo de transferencia. Es importante comunicar cualquier cambio a los términos del préstamo original con su prestamista tan pronto como sea posible para que no retire efectivo de su cuenta que no está allí o que no se necesita para otra cosa.

¿Quién es elegible para un préstamo rápido?

Su historial de crédito no es un problema al solicitar un préstamo rápido, ya sea que tenga un mal crédito o simplemente no tenga crédito. Sin embargo, hay varias otras calificaciones que debe cumplir para ser aprobado para el préstamo. En primer lugar, debe vivir en un estado donde los préstamos de día de pago estén disponibles.

Algunos estados los prohíben por completo, mientras que otros implementan ciertas restricciones sobre ellos. Los prestamistas establecidos le proporcionarán esta información, pero siempre es inteligente hacer su propia investigación para asegurarse de que no la estafen. Comience por consultar con su agencia bancaria estatal, que regula los prestamistas de créditos rápidos.

Una vez que sepa que los créditos rápidos son legales y están disponibles en su lugar de residencia, tendrá que demostrar que tiene un flujo constante de ingresos. El dinero no tiene que provenir de un trabajo, sino que también puede provenir de beneficios del gobierno, pensión alimenticia u otras fuentes de ingresos regulares. Esté preparado para enviar copias de comprobantes de pago, extractos bancarios o una carta de recompensas de beneficios del gobierno para cumplir con este requisito.

También deberá proporcionarle a su prestamista su número de seguro social y la información de su cuenta bancaria. Debido al proceso de créditos rápidos, generalmente no puede obtener un préstamo a menos que cumpla con estos estándares básicos.

Otros requisitos menores varían de prestamista por prestamista, pero también puede esperar proporcionar un número de teléfono válido. Debe tener al menos 18 años, aunque algunos estados tienen una edad mínima de 21 años.

Créditos Rápidos

¿Cuáles son los pros y los contras de los créditos rápidos?

El beneficio más obvio con un préstamo rápido es el fácil acceso al efectivo rápido. Si vive en un área con tiendas de créditos rápidos de ladrillo y mortero, por lo general, puede obtener dinero el mismo día que ingresa y presenta su solicitud. También puede ahorrarse un viaje y solicitar en línea. A veces puede obtener efectivo en el mismo día de esta manera si realiza la solicitud antes de cierto tiempo, pero es posible que tenga que pagar una tarifa adicional.

De lo contrario, toma un par de días hábiles, dependiendo del prestamista individual. Otro beneficio es que los prestamistas no verifican su informe de crédito durante el proceso de solicitud. No tiene que preocuparse de que su mal historial de crédito lo frene o se ocupe de una consulta adicional que permanecerá en su informe de crédito durante los próximos dos años.

A pesar del proceso de aprobación relativamente fácil, hay varias desventajas para obtener un préstamo rápido. Lo más notable es la costosa tasa de interés que se les atribuye. Por cada 100 Euros prestados, se le cobrará entre 15 y 30 Euros .

Eso puede no parecer mucho cuando lo considera una tarifa única, pero en realidad es extraordinariamente alto cuando se lo considera como una tasa de interés. Además, muchos prestatarios terminan transfiriendo sus préstamos y rápidamente deben más comisiones que el monto original del préstamo.

En pocas palabras, es fácil quedar atrapado en un círculo vicioso de deuda. Incluso si paga sus créditos rápidos a tiempo, esos pagos no se informan a las agencias de crédito . Entonces su comportamiento financiero positivo no recibe recompensa.

Sin embargo, si sus préstamos se convierten en morosos, aún pueden ir a cobros y generalmente aparecen en su informe de crédito. En otras palabras, no se lo recompensa por su buen comportamiento, pero se le castiga por su mal comportamiento.

¿Qué son las leyes de usura?

Todos los estados tienen diferentes tipos de leyes de usura que regulan qué tipo de préstamos pueden ofrecer los prestamistas. Algunos estados tienen leyes de usura extremadamente estrictas que prohíben por completo los créditos rápidos.

Algunos tienen un plazo máximo de préstamo, mientras que otros permiten términos abiertos. Otros regulan el monto máximo del préstamo en estos créditos rápidos de alto interés, que oscilan entre 300 y 1,000 euros.

Este es el valor atípico con un tope de 5,000 euros en créditos rápidos, aunque el límite de la tasa de interés es del 30%. Consulte las restricciones en su estado individual para saber qué esperar al solicitar un préstamo rápido.

Solicitar créditos rápidos

¿Cómo puede evitar sacar un préstamo rápido?

Tomar un préstamo rápido tiene un alto grado de riesgo, especialmente si no está seguro de si podrá o no pagar el préstamo a su vencimiento. La mejor manera de evitar solicitar un préstamo rápido es aumentar su historial de crédito y calificar para obtener mejores préstamos.

Pague sus facturas a tiempo

Pagar sus cuentas a tiempo y pagar las deudas son las formas más confiables de aumentar su historial. Si su informe tiene varios elementos negativos, considere corregir su crédito impugnando cualquiera de esos elementos que pueden ser inexactos.

Mejore su historial de crédito

Si bien la mejora de su historial de crédito es la mejor solución a largo plazo, existen otras opciones para explorar cuando necesita dinero rápido pero no desea un préstamo rápido. Puede aprovechar la protección contra sobregiros de su cuenta bancaria; a pesar de que hay una tarifa involucrada, por lo general es menor que los asociados con un préstamo rápido.

Negociar con los acreedores actuales

También puede intentar reducir sus facturas mensuales mediante la negociación de su interés o período de amortización con sus acreedores actuales. ¿Otra opción? Financiamiento entre pares en línea. Su tasa de interés será más alta cuanto menor sea su historial de crédito, pero es posible que pueda encontrar una oferta que sea mucho menos costosa que un préstamo rápido.

Aproveche los ahorros

Considere aprovechar su cuenta de ahorros o incluso pedirle a un amigo o pariente de confianza un préstamo a corto plazo. Todos necesitamos ayuda a veces, y lo mejor es tratar de evitar los créditos rápidos tanto como sea posible.

Solicitar un préstamo rápido puede parecer una solución rápida a sus problemas financieros, pero asegúrese de proceder con precaución.

Cuando no tiene suficiente efectivo para pagar el préstamo después de unas pocas semanas, es probable que se quede con tarifas exorbitantes que continúan acumulándose. Y debido a que los créditos rápidos suelen ser solo por unos pocos cientos de euros o menos, puede duplicar o triplicar fácilmente el monto de su préstamo en solo un par de meses.

Explore completamente sus otras soluciones a corto plazo antes de decidir sobre los créditos rápidos o préstamos online. Una vez que hayas solucionado tus necesidades financieras inmediatas, evalúa qué puedes cambiar para evitar futuros problemas financieros. Trabaje para mejorar su crédito y vuelva a trabajar su presupuesto para reducir costos y ahorrar dinero.